Diatermia: qué es y para qué sirve en fisioestética

La diatermia es un tipo de tecnología que se usa en tratamientos médicos desde hace algunos años. Esta técnica se aplica en el campo de la rehabilitación, así como en la medicina deportiva, traumatología, dermatología e incluso como complemento a la cirugía. Más allá de sus usos médicos, y, gracias a su gran efectividad, hoy en día también se emplea en tratamientos de estética.

¿Qué es la diatermia?

La diatermia es una técnica que se ha usado desde hace muchos años en el campo de la fisioterapia. Este método emplea corriente de alta frecuencia en el interior de los tejidos consiguiendo, así, estimular el flujo sanguíneo, aumentar la temperatura interna y tratar problemas asociados a los músculos, articulaciones, ligamentos…

Las ondas que utiliza son de baja frecuencia y eso permite que los tejidos resistan mejor al movimiento de los electrodos, con un calentamiento local y profundo, de forma segura e indolora. Esa acción térmica contribuye a disolver los nódulos de grasa al mismo tiempo que reafirma los tejidos tratados en la sesión, mejorando la celulitis, la flacidez, la piel con manchas, cicatrices o estrías.

Dentro de la técnica de la diatermia existen dos tipologías que son las más empleadas.

  • Diatermia capacitiva. Es la que se emplea para transferir calor sobre los tejidos más superficiales.
  • Diatermia resistiva. En cambio, esta técnica está pensada para actuar en los tejidos más profundos de la piel.
Contraindicaciones de la diatermia

La diatermia es en general un tratamiento muy seguro, no invasivo ni tampoco doloroso.

Sin embargo, está contraindicada en algunos casos como:

  • Personas con marcapasos
  • Mujeres embarazadas
  • Casos de tromboflebitis
  • Problemas cutáneos con heridas en la piel

Presoterapia: qué es y para qué sirve en fisioestética

La presoterapia consiste en aplicar presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo para favorecer el drenaje linfático. Esta técnica promueve, además, la oxigenación de los tejidos y recupera la elasticidad cutánea facilitando la regeneración tisular. Se utiliza con enorme éxito para edemas, alteraciones del sistema circulatorio, eliminación de líquidos y, por supuesto, el tratamiento de la celulitis. Estos resultados se consiguen introduciendo el cuerpo del paciente en un traje especial que consta de varias cámaras que distribuyen presiones de aire en función del objetivo del tratamiento.

Contraindicaciones de la presoterapia

La presoterapia en principio es una técnica con pocas contraindicaciones, si bien, existen algunos casos en los que no sería recomendable someterse a este tratamiento:

  • Pacientes con problemas cardiacos, circulatorios o que tengan implantando un marcapasos.
  • Hipertensos o hipotensos.
  • Pacientes que sufren trombosis venosa profunda.
  • Personas con infecciones o heridas en las zonas a tratar.
  • Pacientes diagnosticados de hipertiroidismo.
  • Pacientes oncológicos.
  • Mujeres embarazas.

Drenaje Linfático: qué es y para qué sirve en fisioestética

El drenaje linfático es un tipo de masaje, suave y ligero, que se aplica sobre el sistema circulatorio y cuyo objetivo es movilizar los líquidos del organismo. De esta forma se favorece la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el líquido que ocupa el espacio entre las células. Además de sus aplicaciones en medicina, esta técnica en el ámbito de la estética también se utiliza en el tratamiento de la celulitis, los problemas de circulación, las piernas cansadas, los procesos de cicatrización, el acné, los edemas

Contraindicaciones del drenaje linfático
Aunque el drenaje linfático manual es una técnica muy suave que beneficia el estado de salud en general, está contraindicada en los siguientes casos:
  • Infecciones agudas.
  • Inflamaciones agudas.
  • Edemas por insuficiencia cardíaca.
  • Flebitis o tromboflebitis.
  • Hipertiroidismo.
  • Cáncer en curso.
  • Asma.
  • Hipotensión.

En InMuv te ofrecemos la posibilidad de probar estas novedosas técnicas con  los equipos más contratados del mercado ( MEDESTEC MODELO MP 50 ) y aplicado siempre por un profesional sanitario titulado/a en fisioterapia.